sábado, 3 de febrero de 2018

Dieta Feng Shui - la Unión Perfecta de los Cinco Elementos


¿Qué es la alimentación Feng Shui? 
Es la unión equilibrada de los cinco elementos - agua, madera, fuego, tierra, metal - en nuestro menú diario. 
"Somos lo que comemos". 

Si te alimentas con alimentos vivos, tu cuerpo te lo agradecerá y será más fuerte, vital, sano, y joven. Si lo que comes, es tóxico y no nutritivo, te sentirás cada vez más débil, los años se te marcarán de forma más intensa y a corto/largo plazo te arriesgas a perder tu fuerza vital.

Tu cuerpo es muy sabio y te va pidiendo los nutrientes que necesita. Es como un coche, tiene las agujas de gasolina, de aceite, ... y cuando estás bajo de reservas, te envía una alerta para que repostes. Y en ese momento hace falta repostar, de lo contrario esta perfecta máquina que tienes, tu cuerpo, consumirá las reservas mínimas y se puede estropear. Tu alimentación tendría que respetar la altura geográfica en la que vives, la época del año, la constitución física... no se trata de ser extremistas, y tampoco abusar de alimentos. 

En los últimos años se ha propagado la dieta de bajas calorías y grasas, de comer sólo cierto tipo de alimentos y descartar otros. Simplemente, escucha a tu cuerpo, y dale lo que te pide porque es una máquina perfecta que sabe lo que necesita en cada momento. Nútrelo de forma rica y variada. Haz ejercicio de forma regular, existen miles de formas que te ayudarán a mantenerte en forma: pasea, nada, baila, medita, haz yoga, corre... elige alguna de ellas y apuesta por ella. De vez en cuando varía para desarrollar nuevas cualidades y descubrir nuevas cosas. La vida es un juego, pues aprovéchalo y disfruta al máximo.

Cada uno tenemos nuestra composición personal de los cinco elementos que determina si nos gustan unos sabores u otros. Para sentirte bien y sano en todas las épocas del año, tienes que adaptar tu menú según si necesitas calentar o enfriar tu organismo. También depende de tu actividad intelectual y física que suele variar dependiendo de la edad, profesión, etc. Descubre y desarrolla constantemente tu dieta y con ello evolucionará tu cuerpo físico, mental y espiritual. Escúchate a ti mismx, dentro de ti llevas un sistema inteligente y auto-suficiente que te va indicando constantemente lo que hacer. Si tienes sed, simplemente lo sientes y acción continua, tomas un vaso de agua. Es simple y tan automático que a veces ni te das cuenta de lo perfecto que es tu cuerpo. Escucha a tu cuerpo, medita y prepárate la comida con amor y cariño, sin prisas. Y antes de comer, bendice tus alimentos porque éstos han sido manipulados por muchas personas en diferentes estados emocionales y con el simple ritual de bendecir, te llenarás de amor, vitalidad, salud y juventud. 

¡Buen Provecho!