miércoles, 21 de octubre de 2015

5 Trucos para adelgazar aplicando el Feng Shui


Te gustaría perder peso pero por mucho que lo intentas parece que hay algo que te retiene de tu objetivo?

Pues si ya has adoptado un estilo de vida saludable y además te has permitido suficiente actividad física y una alimentación equilibrada, quizás podrías probar estos trucos de Feng Shui para tu salud.

Recuerda que tu hogar es el reflejo de lo que ocurre por dentro de ti. Y lo que ocurre por dentro de ti, sólo lo sabes tú.

Los problemas de peso habitualmente tienen su origen en nuestros estados emocionales, memorias pasadas negativas, traumas, frustraciones y castigos.

Si sufres de sobrepeso, es muy probable que haya una excesiva entrada de energía que te alimenta y que no eres capaz de absorber, digerir y transformar en nutrientes. Quizás te tendrías que preguntar si algo de lo que recibes a diario, ya sea tu alimentación mental o física, se pudiera reducir ya que te está perjudicando. Los adeptos para reducir son las preocupaciones, inseguridad, depresión, ansiedad, miedo al cambio, resistencia a cambiar tu punto de vista, falta de amor propio, demasiados dulces, comidas procesadas, etc.

A continuación, me gustaría compartir contigo unos consejos que te ayudarán a hacer fluir tu energía, deshacerte de los líquidos retenidos y grasas.

5 Trucos para adelgazar aplicando el Feng Shui

1) Libera el espacio
Una de las causas del sobrepeso es que la energía no fluye de forma equilibrada. La energía se estanca y para liberar tu cuerpo, habrá que hacer fluir los muebles. Revisa tu casa si puedes avanzar de un rincón al otro, de una habitación a otra, sin tropezarte con obstáculos, plantas, sillas, cómodas, desorden, etc. Y si te has tropezado, reubica los muebles para crear un espacio abierto.

2) Programa tu espacio
Con programar tu espacio, me refiero a que uses el poder de las imágenes positivas. Elige un símbolo que te ha inspirado para perder el peso. Puede ser una foto tuya de antes, o una imagen de una persona que admiras por su figura, o simplemente usa objetos que te recuerden que tú lo puedes lograr y por supuesto que lo vas a conseguir. Sigue leyendo y ya mismo te pondrás manos a la obra.

3) Desatasca el agua
Si en alguna parte de tu hogar tienes problemas de agua, a parte de poder tener problemas financieros, podrías causarte obstáculos y retención de líquidos. El agua nutre nuestra comunicación y hace que todo fluya mejor. Revisa que tus acuarios, fuentes sean limpios y tus cuadros no muestren estanques o lagos, en vez de ellos, puedes cambiarlos por unos ríos, mares e imágenes de árboles que absorberán el exceso del agua.

4) Activa tu metabolismo
Colores apagados representan la energía yin, la cual es pasiva y no ayuda a acelerar tu metabolismo. Así que dale un toque yang a tu comedor. No uses colores rojos porque no son unos buenos aliados para reducir tu apetito de comer. En vez de ello, puedes usar amarillos, verdes, blancos, materiales brillantes que harán tu hogar vibrar a un nivel superior y te activarán para que hagas más actividades físicas.

5) Elimina la grasa
Las grasas y alimentos no saludables se acumulan en la cocina. Hará falta que la limpies a fondo y la dejes sin alimentos prohibidos para tu dieta. Aquí tendrás que concentrar un poco de tu energía para recrear un ambiente calmante en tonalidades más frías. El azul podría ser un buen aliado para poner como mantelería, platos y vasos. Es importante que te sientas en calma para poder comer sin prisas y saber exactamente cuando te sientes saciada y parar.

Nutre tu cuerpo como si de tu alma se tratase.

Recuerda que los consejos que te doy en este apartado son para lograr tu objetivo de perder el peso y pueden tener efecto también sobre los demás habitantes de tu casa.

Para cualquier consulta, me puedes contactar a través del formulario de contacto o déjame un comentario.