domingo, 19 de abril de 2015

Cómo superar la crisis personal con la Terapia Feng Shui?


"Si tú estás triste, tu hogar se empapa de tu tristeza. Por favor, cambia de emoción." 

Te sientes atrapad@ y no sabes que dirección tomar? 

Observa tu ambiente. Tiene mucho que decirte al respecto.

Con estas 3 preguntas veremos si hay algún bloqueo emocional, mental o físico en el espacio / tu vida.

1) Qué colores predominan en tu casa? Son alegres, luminosos, positivos o son apagados, con falta de cambiar o demasiado oscuros? Los colores representan las circunstancias de nuestra vida.

2) En qué estado se encuentran tus muebles? Son redondos, cómodos, con buen look o se ven viejos, usados, con necesidad de retirar? Los muebles son el reflejo del apoyo que recibimos.

3) Tienes espacio para moverte libremente o algo te lo impide? Si algo te impide fluir en tu espacio,  tu vida puede estar saturada y bloqueada en algún aspecto y sólo tú sabes dónde.  


Libera tu espacio y liberarás tu vida. 

Es muy simple, somos lo que sembramos. 

Cada detalle, cada color, mueble, foto habla por nosotros y nos expresa. 

Si nos paráramos a observar, nos daríamos cuenta de muchas cosas que se reflejan en nuestros hogares. 

Las casas hablan sobre las relaciones difíciles, sobre los bloqueos personales, sobre la falta de comunicación, sobre la inseguridad, inestabilidad, enfermedades.

Si sientes la necesidad de renacer y empezar de nuevo, primero tendrás que dejar marcharse el pasado de tu vida.

Guardar los recuerdos es tenerlos en el presente. Dale salida a lo viejo, usado y a lo no deseado.

Cuando te sientas paralizad@ por alguna circunstancia, recuerda que no es la circunstancia que tendría que determinar tu vida, sino cómo tú reaccionas frente a ella, tu actitud es la que crea tu día a día.

Entonces, veamos como el espacio te puede ayudar a liberarte de cargas y obstáculos. Feng Shui es un proceso terapéutico en el que la persona conecta consigo misma a través del ambiente.

Todos los objetos que nos rodean tienen una historia y pueden decir mucho sobre cómo nos sentimos la mayoría de los días al año. 

Aplica el poder curativo de la terapia Feng Shui y sigue estos 3 sencillos pasos:

1) Deshazte del pasado y clarifica tu mente

Limpia tu hogar de todas las cosas que ya no te hacen sentir feliz y alegre. No necesitas enemigos en tu hogar, lo que te hace falta es conectar con tu espacio en buena frecuencia y decirle que te apoye y demostrarlo con decir no a los obstáculos, frenos y compromisos. Así que tira o regala las cosas que ya no quieres que te rodeen en tu casa. Y clarifica el ambiente con colores alegres, suaves y limpios.

2) Dale un giro a tu vida

Un pequeño cambio hoy es un gran cambio dentro de un mes. Sé constante y sigue avanzando. Poco a poco, ve eliminando lo viejo, mueve los muebles aunque sea por unos pocos centímetros porque con ello moverás la energía estancada que se encuentra en tu casa y avanzarás en tu vida. Renueva los detalles hasta donde te lo permite tu presupuesto. Crea algo con tus manos.  

3) Crea un espacio libre para poder avanzar

Elimina los obstáculos de tu camino, ese mueble con el que te tropiezas, ese sofá, o estantería o cualquier otro impedimento que tienes en tu hogar o que te molesta al verlo. Deja que la energía circule libremente, ábrete a nuevas oportunidades y deja que tu vida fluya con el ritmo natural de las cosas.


Siempre que tú quieras, podrás con esa situación, circunstancia o problema. Todo pasa y todo se puede solucionar. 


Enter your email address:


Delivered by FeedBurner