miércoles, 18 de febrero de 2015

Cómo romper las reglas de color en el Feng Shui


"Que la luz llene la noche de tu alma si todavía no ha amanecido para ti"

Ninguna regla es tan fija que no se pueda romper. Todo se puede romper, para luego renacer.

El color juega un papel importante en nuestras vidas. En cierto modo, nos determina. El color es la vibración de la luz, materializada en una tonalidad. Nosotros estamos formados también por esa luz pues somos la energía vestida de un cuerpo físico.

Feng Shui tiene muchas teorías de color, cómo aplicar el color en el hogar, qué color usar según el Mapa Bagua, color según el elemento natural, combinaciones de colores favorables según el Feng Shui y mucho más…

Pero hoy no vamos a tratar esos temas. Hoy vamos a hablar sobre cómo romper las reglas de color en el Feng Shui y seguir teniendo buen ambiente en casa.

La forma de romper esta regla es muy simple: "escucha el lenguaje de cada color".

Qué quiere decir esto? Pues, que te pares a mirar los colores que te rodean en tu casa, siente sus vibraciones y paso seguido date cuenta de las sensaciones que te transmiten, cómo te sientes cuando los miras?

Cada habitación, tiene su función. Juega con los colores para obtener el efecto placebo sobre tu mente y tu estado de ánimo. 

El comedor es una mezcla de relax y actividad. 
Utiliza aquí colores neutros, tonos cálidos, suaves, texturas con toques alegres y vibrantes. Mezcla todos los colores que te hagan falta para crear esa sensación de bienestar, relax y conversación activa. 

El dormitorio es el santuario para el descanso y la regeneración.
Ponle un toque sedante para que te adiestres en el territorio del sueño y la absoluta regeneración de tus cuerpos físico, mental y espiritual. Aquí la misión que cumplir es dormir.

La cocina es el foco de la nutrición y crecimiento.
Esta parte de casa es tu punto creativo, es el nacimiento de tu comida, donde elaboras tus listas de cosas que hacer, donde te preparas cada día un desayuno de campeones, sí es un sitio inspiracional, un lugar vibrante y represéntalo así usando los colores que te gustan.


Si en algún libro Feng Shui encuentras un consejo que introduciendo un color concreto que no te guste demasiado, entonces no lo uses. Por ejemplo, consideremos que con el color rojo podrás mejorar tu fortuna o incrementar la pasión y si lo decides poner en tu casa y sin entender por qué, tu no te sientes a gusto con ese color, en vez del rojo, puedes usar otras tonalidades. Sigue un poco lo que te dice tu voz interior. La misión Feng Shui es crear un ambiente armonioso y con buenas vibraciones para ti y no crear incomodidades.

A veces, las reglas Feng Shui son muy genéricas y cada casa, cada persona, cada vida es un mundo a parte. No lo olvides, lo que importa es lo que representa el color para ti.

Obviamente, con el tiempo, las preferencias de color cambian, así que avanza, evoluciona y adapta tu casa a tu nuevo Yo.





micentroindigo@gmail.com | Síguenos en Twitter @Centroindigo | Visítanos en Fcbk: Centro Indigo Feng Shui | Feng Shui Blog centroindigofengshui.blogspot.com | YouTube