domingo, 21 de septiembre de 2014

Renueva tu energía personal con el Ritual Ave Fénix


Ritual Ave Fénix

"Dentro de veinte años te arrepentirás más de las cosas que no hiciste que de las que llegaste a hacer. Por lo tanto, ya puedes levar el ancla. Abandona este puerto. Hincha las velas con el viento del cambio. Explora. Sueña. Descubre." Marc Twain 

Renuévate con este ritual Ave Fénix y renovarás tu energía personal.

Elige un día de la semana para convertirlo en tu día sagrado. Este día especial, dedícate tiempo para conectar con la madre Tierra y con tu ser superior. 


Limpia tu cuerpo mental, físico y emocional

Durante este día, límpiate de las toxinas a través de una dieta basada en frutas y verduras. Elimina los pensamientos negativos y tus preocupaciones aunque sea sólo por este día.

Puedes hacer una meditación muy sencilla pero efectiva:

Mantén tu mente en silencio durante 5-10 minutos  (a principio te resultará más difícil pero recuerda que el que manda sobre tus pensamientos deberías ser tú). Repite esta meditación cada día y conseguirás una mayor claridad mental.
Meditar es la base para encontrarte, escucharte y saber lo que quieres en la vida. Esta meditación te ayudará a encontrar las respuestas a muchísimas preguntas ya que conectarás  con tu verdadero ser y la respuesta será auténtica y honesta.

Sé como el agua, déjate llevar por las corrientes de la vida

Conecta con el elemento aguaDate un paseo al lado del río (en el sentido de la corriente), en la montaña o en la orilla del mar. Haz un poco de ejercicio físico y verás como podrás avanzar más fácilmente en tu vida y salir del estancamiento psicológico

Eleva tu ánimo con la bebida de los Dioses

El té posee propiedades capaces de curar el cuerpo y el alma. Actúa sobre tu estado de ánimo y te ayuda a conectar con la fuente de la creatividad.  Toma 7 tazas de té y renuévate por dentro. 

Hazte un baño con la sal marina, te sentirás muy vital y con una nueva energía positiva para poder avanzar en la vida. 

Recuerda que eres un ser único y cuanta más luz emitas, más brillará el mundo a tu alrededor. Dedícate más tiempo, elige ser feliz por ti y sé  el arquitecto de tu propia vida.