lunes, 17 de marzo de 2014

No esperes hasta que no sea demasiado tarde

¿Te has encontrado alguna vez con la inmensa necesidad de tomar una decisión para avanzar en tu vida?
Es decir, has llegado al punto de intersección donde tu camino se puede bifurcar en dos, tres o miles de opciones. De repente te llega al cerebro una cantidad de información que más que aclararte, te satura. ¿Qué hacer?


En primer lugar, quiero decirte que no estás solo en esta intersección, ya han pasado muchos delante de ti y otros están de camino para alcanzarte. Tarde o temprano todos tendremos que elegir un camino y marcar huellas en nuestro destino. Es aquí donde me gustaría hablar sobre la fuerza motriz que nos dirige hacia nuestro ser.

La pasión.

Pero no es una pasión cualquiera, es la pasión por vivir tu propia vida.

He aquí una pequeña pista para saber cómo utilizar la brújula que llevas incrustada en tu cuerpo y que en muchas ocasiones ha salvado la pasión de vida de más de uno.

Bueno, volviendo al cruce, estás tú, los semáforos, mucho tráfico, conductores desesperados... digamos que se dan las circunstancias ideales para equivocarte de dirección...pero tú puedes usar la siguiente herramienta, una especie de GPS interno que va conectado con algo más que un satélite.

Imagínate que tienes estas dos posibles rutas:

A) La que te llama atención y su atractivo para ti no se puede razonar con la mente, simplemente te apetece, te hace feliz y te sientes bien contigo mism@ al elegirla pero quizás al día de mañana no te da ninguna seguridad. Podría ser un camino poco frecuentado porque no muchos se atreven a ser exploradores de su propia genialidad. Será un camino inseguro que requerirá que estés alert@ durante todo el tiempo. Recuerda que elegir tu pasión de vida es como enamorarte para toda la vida, es una relación que requerirá mucho trabajo, amor y paciencia.

B) La otra opción, es aquella que no te llena de tanta emoción y éxtasis por dentro pero sí te da cierta seguridad y sensación de confort a la hora de mirar el día de mañana. Podría ser una calle llena de gente caminando mayormente en la misma dirección. Este camino te da la seguridad de que no estás sol@ y que que si hay otras personas seguro que será más seguro y fácil. Pero como se dice, no es oro todo lo que reluce.
NO BUSCAMOS SER SEGUROS, BUSCAMOS SER FELICES PERO NOS EQUIVOCAMOS DE CAMINO.

Si tomas la primera opción A), a principio te sentirás feliz, pero mañana puede que tengas que afrontar nuevos retos, aprender nuevas cosas y adaptarte a los continuos cambios que la vida te puede dar. Y te aseguro que puedes con todo eso, porque todos hemos sido diseñados para ser geniales, incluido tú. Ésta es la vía donde todo está permitido, todo se puede hacer, nadie mira así que es como un paseo por la naturaleza salvaje. Bueno, sí hay algunos depredadores que te querrán comer en la jungla de la vida pero por regla general, mantén tu sentido común y no te metas en la boca del lobo, salvo que estés totalmente segur@ que ese lobo es vegetariano ;)

Si tomas la vía de la seguridad B) en el cruce de tu vida, probablemente tendrás la sensación de tomar una decisión difícil. Lo que realmente es difícil aquí, es saber que estás tomando la vía incorrecta para ti y a pesar de ello continuar caminando por ese camino ya sea para remediar un poco tu propia inseguridad o no querer decepcionar a la sociedad que nos programa para ser útiles para el bien de unos pocos. El día de mañana puede que se parezca bastante al día de ayer y eso se puede trasladar a años de tu vida cuando al final te sentirás estancado y absorbido por la rutina y el miedo al cambio.

Lo que te quiero decir es que no esperes hasta que no sea demasiado tarde, para tomar esa decisión de vivir tu propia vida y andar tu propio camino porque algún día tus ruedas se gastarán, se te agotará la gasolina y ya no podrás avanzar en este coche más y de ti depende si quieres verte parado en medio de un atasco o en un paraje con vistas a un paisaje precioso que elegiste tú.

Muchos científicos, artistas, escritores, filósofos, médicos han tomado la decisión de continuar alimentando su pasión de vida y con ello han contribuido a crear un mundo mejor y sobre todo, han vivido la vida que para ellos valió la pena.

¿Y qué tiene que ver el Feng Shui con tomar una decisión?
Los dos procesos se basan en escuchar nuestra voz interior, nuestra intuición que nos guiará en medio de la oscuridad, en medio de la tormenta de obstáculos, y será nuestra mejor brújula a la hora de encontrar nuestro propio norte.

No te dejes absorber por tus miedos, todos los tenemos pero algunos hemos aprendido a no alimentarlos con nuestra pasión de vida. Confíate y ten seguridad en ti mism@ ya que es la única seguridad que necesitas en este camino de vida y conecta tu brújula ;)


¡Te deseo un feliz viaje!

Eres un ser único y tu potencial no tiene límites, deja que se exprese.

Sé el arquitecto de Tu Vida.











Enter your email address:


Delivered by FeedBurner